Lámina armada y gresite. ¿En que se diferencian?

Entre los revestimientos para piscinas de obra con los que puedes cubrir y decorar tu piscina de obra encontramos la lámina armada y el gresite. En este post te contaremos las principales diferencias entre un revestimiento y otro y las ventajas que aporta cada uno.

El gresite

El gresite es un revestimiento fuerte y duradero, ya que es un material vítreo que resiste muy bien la humedad, los productos de mantenimiento y limpieza y los cambios de temperatura.

Al gresite también podemos llamarlo revestimiento vítreo. Es muy moldeable, ya que se puede adaptar a cualquier rincón de su piscina. Es perfecto para revestir tanto piscinas de poliéster como de hormigón.

La limpieza del gresite también es muy sencilla, ya que se trata de un material impermeable. Hay una gran variedad de formas y tamaños de gresite y sobre todo una gran variedad de colores.

Lámina armada

La lámina armada está hecha de plástico PVC, lo que aporta una gran resistencia, elasticidad y flexibilidad. Con la lámina armada podemos estar asegurados ante fugas y escapes de agua, ya que entre sus capas de PVC podemos encontrar una malla de poliéster.

Para empezar, una ventaja muy notable que nos ofrece la membrana armada es el escaso mantenimiento que requiere. Por ejemplo, no hay necesidad de tener que limpiar las juntas ennegrecidas.

Otra ventaja es la fácil instalación, como decimos siempre, llevabada a cabo por profesionales, como la empresa Avisa99. En menos de una semana las obras están finalizadas apenas generando ruidos ni escombros. Y por ultimo pero no menos importante, la buena relación calidad precio si lo comparamos con todas las alternativas con las que se puede revestir una piscina.

Los beneficios de tener una piscina cubierta

12 minutos de lectura

Piscina de obra o prefabricada, ¿Cuál es mejor?

6 minutos de lectura